PresidenteTrump Defiende El Dercho A Orar En Las Escuelas.

El Pasado 16 de enero, Día Nacional de la Libertad Religiosa, la Casa Blanca anunció la actualización de los lineamientos “sobre la oración constitucional en las escuelas públicas”.

Las directrices establecen que las escuelas públicas no pueden discriminar a los estudiantes por rezar en la escuela o ir contra organizaciones de afiliaciones religiosas.

“La administración está tomando tres grandes acciones para asegurar que las personas de fe puedan siempre ejercer sus derechos a la expresión religiosa. Estas acciones son solo las últimas que el presidente Trump ha tomado para defender el derecho al libre ejercicio de la religión, protegido constitucionalmente”, dijo el director del Consejo de Política Doméstica Joe Grogan durante una sesión informativa matutina para la prensa.

Las tres acciones aseguran que los grupos religiosos obtengan el mismo financiamiento, al tiempo que protegen la oración en las escuelas y ordenan un tratamiento igualitario de todos los grupos ante el gobierno federal.

Grogan citó un caso de 2018 en el que a un grupo de estudiantes de secundaria en Texas se les dijo que no se les permitía orar por un amigo que había fallecido. Los estudiantes fueron forzados a rezar detrás de una cortina o en el gimnasio, lejos de otros estudiantes.

Las pautas que la administración de Trump está introduciendo buscan limitar esta forma de discriminación.

Un alto funcionario de la administración declaró: “Uno de los reglamentos propuestos es que, como condición para el financiamiento, una institución pública de educación superior no puede negar a un grupo de estudiantes religiosos los mismos beneficios, privilegios y derechos que tienen otros grupos de estudiantes seculares. Esto pone a los grupos de estudiantes religiosos en igualdad de condiciones con los grupos de estudiantes seculares en las instituciones públicas de educación superior”.

De manera similar, el Departamento de Educación planea añadir un requisito a las escuelas públicas primarias y secundarias con respecto a la elegibilidad de financiamiento. Las escuelas públicas que infringen el derecho de los estudiantes a la libertad de expresión religiosa corren el riesgo de perder el financiamiento federal.

“Aparte de la notificación de la propuesta de elaboración de normas, el departamento está haciendo algo que es muy exclusivo del Departamento de Educación, y está cumpliendo un requisito estatutario para emitir una guía sobre la oración protegida constitucionalmente en las escuelas públicas primarias y secundarias”, dijo un alto funcionario de la administración.

La administración también busca revisar y actualizar la guía de 2003 sobre la oración en las escuelas públicas. El objetivo es permitir que los estudiantes puedan alertar más fácilmente a las autoridades cuando sean discriminados.

Más tarde, el pasado 16 de enero, el presidente Donald Trump recibió a un grupo de educadores y estudiantes de varias religiones, incluyendo cristianos, judíos y musulmanes, en el Despacho Oval para conmemorar el Día Nacional de la Libertad Religiosa.

Los estudiantes compartieron sus historias de discriminación religiosa por parte de sus compañeros de escuela y las formas en que superaron la discriminación. Los educadores compartieron el trabajo que han hecho para ayudar a proteger a sus estudiantes de la discriminación religiosa mediante la creación de organizaciones o a través de prestar apoyo.


Además de proteger los derechos de los estudiantes a la expresión religiosa en la escuela, la administración Trump está tomando más medidas para proteger a los grupos y organizaciones religiosas de la discriminación del gobierno federal.

Según Grogan, “Nueve agencias publicarán las reglas propuestas que asegurarán que las organizaciones religiosas y no religiosas sean tratadas por igual por el gobierno federal, y que las organizaciones no sean discriminadas simplemente porque son de naturaleza religiosa”.

El objetivo es dar a todas las organizaciones, independientemente de su afiliación, un asiento igual en la mesa cuando interactúan con las agencias federales.

“Finalmente, la Oficina de Administración y Presupuesto ha publicado un memorando que requiere que las agencias federales aseguren que sus propias prácticas de concesión de subvenciones y las prácticas de concesión de subvenciones de los receptores estatales de fondos federales cumplan con la Primera Enmienda según la interpretación de la Corte Suprema”, dijo Grogan.

“Nuestros fundadores entendieron que ningún derecho es más fundamental para una sociedad pacífica, próspera y virtuosa que el derecho a seguir las propias convicciones religiosas”, dijo Trump.

Fuente Externa.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *