La Federación de Entidades Evangélicas retira la credencia al pastor por violar cuarentena.

Madrid.

La Federación de Entidades Religiosas Evangélicas de España (FEREDE) ha retirado preventivamente la credencial al pastor de la iglesia evangélica Jesús con Nosotros, de Málaga, que fue desalojada este miércoles por la tarde por la Policía por celebrar el culto con decenas de fieles y sin cumplir las medidas de aforo y distancia, incumpliendo así el Real Decreto de Estado de alarma.

«Por las razones expuestas y la gravedad del momento en que nos encontramos, le informamos que la Comisión Permanente de FEREDE abre expediente para la retirada de su credencial como ministro de culto acreditado de esta federación», dice FEREDE en la carta que ha enviado al pastor.

Al retirarle la credencial, «no podrá realizar actos de asistencia religiosa evangélica dentro del Servicio Común en establecimientos públicos ni tampoco podrá oficiar ceremonias con efectos civiles».

La carta está firmada por el presidente y el secretario ejecutivo de FEREDE, Manel Rodríguez y Mariano Blázquez, respectivamente, en representación de la Comisión Permanente (Junta directiva) de la Federación.

La decisión de la Comisión Permanente de FEREDE se produce a raíz de un vídeo publicado en Youtube un día antes de que la policía local de Málaga irrumpiera ayer en la iglesia durante la celebración de una reunión, desalojara el local y pusiera una denuncia contra el pastor y contra el propietario del local por incumplimiento del artículo 11 del Real Decreto de estado de alarma.

En dicho vídeo, que ya ha sido retirado de la cuenta de Youtube de la iglesia después de que pastores evangélicos de Andalucía conminaran al pastor a hacerlo, aparecía el pastor oficiando un culto en su iglesia y dirigiendo un discurso «desafiante» a las autoridades. «Duerman tranquilos, no se preocupen por el coronavirus, porque este pastor está aquí», decía. En el mismo vídeo podía verse a decenas de fieles celebrando el culto, cuando el RD exige reducir el aforo a un tercio y establecer una distancia mínima de un metro entre los asistentes.

En todo caso, la FEREDE precisa que este «lamentable» episodio, junto con algún otro ocurrido en Sevilla y en Tetuán, Madrid, constituyen «casos aislados que no son representativos de la ejemplaridad con la que la inmensa mayoría de las iglesias evangélicas están actuando en toda España».

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *