Empeño, esfuerzo, Persistencia y Exito!!

Nacida en 1976 en Jarabacoa (pueblo de la República Dominicana), María Marte fue la pequeña de ocho hermanos y se inició en la cocina a los 12 años, trabajando en el restaurante de su padre, Rincón Montañés. A los 16 años, hizo un curso de pastelería y, con 22, emprendió un negocio de catering en su pueblo natal para mantener a sus tres hijos.  Sin embargo, tras marchar el mayor con su padre a España, María Marte decidió trasladarse también a Madrid y en 2003 empezó a trabajar en el Club Allard, como limpia platos, durante tres horas, combinando este trabajo con otros, como limpiar una peluquería, para llegar a fin de mes. Aun así, de reojo, se fijaba en la labor de los cocineros, hasta que obtuvo una oportunidad y empezó a trabajar entre fogones con Diego Guerrero, el chef entonces, pero manteniendo su trabajo como limpiadora. Así, al llegar, asumía el trabajo en cocina para limpiar al final del turno de mediodía, y volver a la cocina en el turno de noche para acabar limpiando de nuevo. A los tres meses, Diego Guerrero buscaba limpiaplatos.

En 2006, María Marte ya era la mano derecha del chef, y un año después, en 2007, el restaurante conseguía su primera estrella Michelin. María Marte pasó por todas las partidas de la cocina, adquiriendo gran experiencia. En 2011, el restaurante obtenía su segunda estrella Michelin y, cuando dos años después, Diego Guerrero lo dejó para iniciar un nuevo proyecto, María Marte pasó a ser la chef del Club Allard.

El cambio de chef llegó con la guía ya impresa, y en la edición 2014 se mantuvo con las dos estrellas Michelin, pero María Marte obtuvo el Premio Nacional de Gastronomía a la Mejor Jefe de Cocina 2014 y revalidó por sí sola las dos estrellas Michelin del Club Allard en 2015. Ese mismo año también fue reconocida como mejor chef en los Premios Club de Gourmets.

Sin transgredir ni disfrazar el producto, María Marte abandera una cocina creativa del cual es un ejemplo su primera creación, la Flor de Hibiscus, elaborada con caramelo, y acompañada con una espuma de pisco sour sobre crumble de pistacho.

Los famosos guisos de María Marte, aprendidos en el pequeño restaurante de sus padres de comida típica dominicana en Jarabacoa, el Rincón Montañez, han aumentado la clientela del famoso restaurante Club Allard, de Madrid, donde el sancocho de varias carnes tiene un papel protagónico, al igual que todas las fusiones, las mezclas de alimentos en platos con ricos sabores dominico-español, en un menú variado lleno de creatividad y buen gusto

Ahora, que tiene fama internacional, ella desea realizar una gran labor social en su país, en su pueblo natal, la bella Jarabacoa, donde enseñará secretos culinarios que le han llevado a recibir distintos galardones. Los más recientes, Mejor Trayectoria Gastronómica en los XXXII Premios de Gastronomía, y el Eckart Witzigmann a la Innovacion 2017 por el que recibió 50 mil euros que donará al igual que sus ahorros, al proyecto para formar a jóvenes mujeres con escasos recursos económicos y salvar de la extinción plantas comestibles.

Fuente: Externa.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *