Científico Charles Lieber, su detención no tiene nada que ver con el Covid-19

En las últimas horas, se ha difundido el bulo de la detención en Estados Unidos de un científico de Harvard llamado Charles Lieber, quien supuestamente habría creado el coronavirus y se lo habría vendido a China. Aunque es cierto que este experto en nanotecnología de 60 años lleva arrestado desde el pasado mes de enero, en realidad se trata de un caso que no tiene nada que ver con el Covid-19. Por tanto, nos encontramos ante una información distorsionada y convertida en una fake new que se ha hecho viral.

Lo que ocurre realmente es que a este científico se le acusa de mentir sobre sus vínculos con el gobierno chino, el cual financió con cientos de miles de dólares sus investigaciones en el ámbito de la nanotecnología. Los fiscales sostienen que Lieber ha participado en el Thousand Talents Program (Programa de los Mil Talentos) llevado a cabo en el gigante asiático, cuya finalidad es reclutar a investigadores extranjeros. Aunque estuvo unido a Harvard entre 1991 y 2017, el prestigioso nanocientífico habría comenzado a trabajar para la Universidad de Tecnología de Wuhan (China) a partir de 2013 ocultando tal hecho.

Charles Lieber ha sido detenido por mentir sobre su implicación y sus negocios con un programa de investigación del Gobierno chino mientras recibía fondos federales estadounidenses para sus estudios. La detención se encuadra dentro de la ofensiva estadounidense para desmontar el reclutamiento agresivo de científicos que practica Pekín en las universidades norteamericanas, pero no por la creación de un virus.

The New York Times ha adelantado que el científico americano recibía cada mes hasta 50.000 dólares como salario y 150.000 al año en calidad de gastos por parte de la Universidad de Wuhan. También recibió un millón y medio de dólares de la universidad china antes mencionada y del Gobierno de Pekín para construir un laboratorio en Wuhan. A la vez, su equipo de investigación en Harvard había recibido 15 millones del Instituto Nacional de Salud norteamericano (NIH, siglas en inglés) y del Departamento de Defensa desde el año 2008.

Por tanto, estos hechos no guardan la más mínima relación con el virus nacido en Wuhan que ha provocado una pandemia global. En realidad, a día de hoy no está confirmado que el origen del coronavirus sea natural o humano, si bien las investigaciones llevadas a cabo hasta el momento apuntan a lo primero.

Fuente: Externa

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *